Investigadores de la Unidad de Análisis Químico Aplicado de la Universidad de Alicante (UA) han comprobado que el tratamiento con radiación ultravioleta (UVC) sobre mascarillas quirúrgicas y FPP2 podría incrementar su seguridad y alargar su vida útil.

Según ha informado el centro universitario, la radiación ultravioleta está mostrando ser un medio eficaz para la desinfección de superficies sólidas de muy diversa naturaleza. Por ello, los científicos de la UA han llevado a cabo estudios preliminares en los que se ha constatado que la luz UVC causa daños irreparables en la estructura genética de diversos microorganismos.

Para ello inocularon organismos sobre superficies cerámicas o plásticas, las cuales presentan una estructura lisa y poco porosa. En este caso, y como confirmó el catedrático de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la UA, José Luis Todolí, quien lidera la investación, se constata que los cultivos microbianos efectuados sobre muestras tomadas de estas superficies antes de ser irradiadas dan lugar al desarrollo de diversas colonias de microorganismos. Sin embargo, cuando estas superficies son irradiadas con una fuente de potencia baja, los resultados de los análisis demuestran que las colonias no se desarrollan.

En cuanto al tratamiento de EPIs, en mascarillas quirúrgicas y FFP2, los investigadores han constatado que, tras la irradiación de las superficies de materiales porosos se produce la total inactivación de la actividad microbiana. Este hecho puede ser de gran importancia en aquellas situaciones en las que se reutilizan las mascarillas. Se podría, por tanto, pensar en la posibilidad de reducir el consumo e incrementar la seguridad de ciertas mascarillas alargando su vida útil tras someterlas a un tratamiento por radiación UVC.

El grupo de José Luis Todolí ha propuesto también la evaluación de la capacidad germicida de la luz UVC para la desinfección de guantes de nitrilo. La utilización de guantes desechables plantea serios problemas medioambientales, puesto que la cantidad de residuos generados es muy elevada.

Fuente: Noticias salud españa